La piel de las frutas, una gran fuente de nutrientes

miércoles_6.jpg



La mayoría de nosotros solemos pelar las frutas antes de comerlas y estamos cometiendo un gran error. En la piel es donde más nutrientes encontramos: pigmentos beneficiosos, vitaminas, minerales y una gran cantidad de fibra. Por poner un ejemplo, al pelar una manzana estamos eliminando un 11% de sus nutrientes y, si se tratase de una pera, estaríamos quitándole hasta un 34%.

El alto contenido en fibra de la piel aumenta la sensación de saciedad, nos ayuda a regular la glucosa y el colesterol en sangre, además de reducir el riesgo de cáncer de colón y favorecer el mantenimiento de la flora intestinal. Según la OMS, debemos ingerir una cantidad de entre 30 y 35 gramos al día.

Lo malo es que, con las prácticas habituales de la agricultura, en la piel se acumulan fertilizantes y químicos muy poco saludables para nosotros. Por esta razón es recomendable consumir frutas y verduras ecológicas, cultivadas de forma natural, libres de pesticidas y químicos, siendo mucho más seguras. 

A continuación, te dejamos algunas frutas cuya piel tiene propiedades increíbles, ¡toma nota!:

Manzana:

La piel de la manzana contiene quercetina, un flavonoide con funciones antidiabéticas y antioxidantes. También contiene ácido ursólico, un potente activador del colágeno que nos ayuda a controlar los niveles de colesterol.

Naranja:

La piel de las naranjas es una fuente natural de antioxidantes y fibra, sin embargo, es muy ácida y comerlas con piel no es agradable. Pero podemos utilizarla rallada en algunos postres, en infusiones o en mermeladas.

Plátano

Seguramente nunca te has planteado comer la piel de un plátano, pero tiene diferentes utilidades como rallarla para la repostería o infusiones y es que, la piel de plátano tiene un componente muy importante: el triptófano, un antidepresivo natural que mantiene los niveles de serotonina del cerebro y mejoran el humor de las personas.

Mango

La piel del mango contiene polifenoles, carotenoides, fibra, vitamina C, vitamina E y otros compuestos que la pulpa no posee. También tiene unas propiedades antioxidantes y anticancerígenas más elevadas que las de su carne.

 

0
06 Febrero 2019, 16:56
Print