Consejos para una dieta saludable después de las vacaciones

Es posible que durante las vacaciones de verano y después de varias cervezas, algún que otro helado y las comidas copiosas, hayas vuelto a casa con algún kilo de más en tu equipaje.

No es el momento de recurrir a dietas milagro ni opciones que puedan dañar nuestra salud. Es hora de recuperar, poco a poco, los buenos hábitos alimenticios y estaremos listos para afrontar los próximos meses de forma saludable.

ppf.jpg

 

Septiembre es el mes perfecto para empezar alguna actividad, valora la posibilidad de comenzar alguna clase en el gimnasio, apúntate a baile o a la piscina. Hacer ejercicio regularmente te ayudará a recuperar tu peso y te ayudará a mantenerlo.

Una dieta equilibrada es fundamental para conseguir nuestro objetivo. Estos consejos te ayudarán a mejorar tus hábitos alimenticios de forma saludable:

 

Haz 5 comidas al día. Esto no significa que tengas que comer más, sino que repartas las cantidades en 5 veces: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. 

Bebe mucha agua. En verano tomamos más refrescos, cerveza o vino. El agua debe ser nuestra primera elección ya que no aporta calorías y es la mejor para estar hidratados. 

Reduce el consumo de alimentos fritos. El pescado frito, las patatas fritas, los calamares, las paellas... Las comidas que tomamos en los chiringuitos de playa suelen estar cocinadas con bastante aceite. Opta por cocinar a la plancha, al vapor o al horno. 

Incluye fruta y verdura en tu dieta. Las frutas y las verduras nos ayudan a prevenir enfermedades y nos ayudan a mantener el correcto funcionamiento del organismo. Nos aportan vitaminas, fibra y minerales y son bajas en calorías. Las frutas y verduras ecológicas tienen más sabor y conservan mejor sus propiedades.

No te olvides de los hidratos de carbono. Los alimentos como el pan, los cereales, las legumbres, las galletas y la pasta cubren nuestras necesidades energéticas para realizar nuestras tareas en el día a día. Consúmelos con moderación pero no los elimines de tu dieta. 

 

 

 

Visita www.freshvana.com y comienza septiembre con una buena almentación y nuestras frutas y verduras ecológicas.

·         Haz 5 coidas al día. Esto no significa que tengas que comer más, sino que repartas las cantidades en 5 veces: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. 

·         Bebe mucha agua. En verano tomamos más refrescos, cerveza o vino. El agua debe ser nuestra primera elección ya que no aporta calorías y es la mejor para estar hidratados. 

·         Reduce el consumo de alimentos fritos. El pescado frito, las patatas fritas, los calamares, las paellas... Las comidas que tomamos en los chiringuitos de playa suelen estar cocinadas con bastante aceite. Opta por cocinar a la plancha, al vapor o al horno. 

0
11 Septiembre 2018, 17:36
Print